What are the risk factors of nervous system/brain cancer?

What are the risk factors of nervous system/brain cancer?

A risk factor is anything that can affect your chances of developing a disease. While certain risk factors can influence the development of a nervous system/brain tumor, most of them do not directly cause the tumor to form. However, knowing your risk factors and speaking with your doctor about them can help you work towards making better choices and informed decisions.

The following risk factors can increase a person’s risk of developing a nervous system/brain tumor:

  • Age: Brain tumors are more common in children and older adults. That being said, brain tumors can develop at any age.
  • Gender: Men are more likely than women to develop brain tumors.
  • Race/Ethnicity: In the United States, white people are at a higher risk of developing certain kind of cancers such as gliomas
  • Exposure to chemicals: Pesticides, oil products, rubber, or vinyl chloride may increase the risk of developing a brain tumor. Even if these elements are often under discussion, there is still no scientific evidence that supports this link.
  • Family history: Approximately 5% of the brain tumors may be linked to hereditary genetic conditions such as neurofibromatosis, Li-Fraumeni syndrome, nevoid basal cell carcinoma syndrome, tuberous sclerosis, Turcot syndrome, and von Hippel-Lindau disease
  • Exposure to infections, viruses and allergens: Infection with Epstein-Barr virus (EBV) increases the risk of developing central nervous system lymphoma. Several other types of viruses have been shown to cause brain tumors in animals.
  • Electromagnetic fields: Studies that have evaluated the role of electromagnetic fields, such as energy from cell phones, have not shown a link between developing brain tumors. However, the World Health Organization has recommended limiting the use of cell phones for both adults and children.
  • Ionizing radiation: Previous treatments to the brain with ionizing radiation, such as X-rays, have shown to increase the risk of a brain tumor in people.
  • Head injury: Serious head trauma has been studied for its relationship to brain tumors. Some studies have shown a link between head trauma and meningioma.
  • Seizures: Seizures have long been associated with brain tumors, as it is one of the symptoms. However, it is not fully known if seizures increase the risk of brain tumors or not.
  • N-nitroso compounds: Dietary N-nitroso compounds are are formed in the body from nitrites or nitrates found in some grilled meats, cigarette smoke, and cosmetics. Some studies indicate that presence of N-nitroso compounds may increase the risk of both childhood and adult brain tumors.
  • Exposure to nerve agents: A study has revealed that some Gulf-War veterans have an increased risk of brain tumor from exposure to nerve agents (neurotoxic gases). However, more research needs to be conducted.

 

Sources:

http://www.cancer.net/cancer-types/brain-tumor/symptoms-and-signs

http://www.cancer.org/cancer/braincnstumorsinadults/detailedguide/brain-and-spinal-cord-tumors-in-adults-risk-factors

¿Qué es el cáncer del sistema nervioso/cerebral?

¿Qué es el cáncer del sistema nervioso/cerebral?

Los tipos de cáncer que afectan al cerebro y la médula espinal se conocen colectivamente como cánceres del sistema nervioso. Juntos, el tejido cerebral y la médula espinal forman el sistema nervioso central (SNC). El sistema nervioso central es responsable de la elaboración y transmisión de funciones específicas, tales como el pensamiento, el habla, y los movimientos del cuerpo. Cuando un tumor crece en el SNC, puede afectar el proceso de pensamiento de una persona, su forma de hablar, o sus movimientos.

Existen dos tipos de tumores cerebrales: primarios y secundarios. Los tumores cerebrales primarios comienzan en el cerebro y pueden ser tumores de bajo grado, o tumores de alto grado. Los tumores de bajo grado crecen lentamente, pero tienen el potencial de convertirse en un tumor de alto grado. Es más probable que los tumores de alto grado crezcan más rápido que los de bajo grado.

Los tumores cerebrales secundarios, también conocidos como metástasis cerebrales, son más comunes queHiRes los tumores cerebrales primarios. Este tipo de tumores, por lo general, comienzan en otra parte del cuerpo (como la mama, el colon, el hígado) y posteriormente se extienden al cerebro. Los tumores también pueden ser benignos. Tanto los tumores benignos como los malignos provocan signos y síntomas, y necesitan tratamiento. Los tumores benignos crecen y hacen presión sobre las áreas cercanas del cerebro, pero rara vez se diseminan a otras partes del cerebro. Los tumores malignos, por el contrario, pueden extenderse a otras partes del cerebro.

Tipos de tumores cerebrales:

Hay muchos tipos de tumores cerebrales y de médula espinal que pueden formarse en diferentes áreas del cerebro y de la médula espinal. En general, los gliomas son el tipo más común de tumor cerebral.

A glioma es un tumor que crece a partir de una célula glial (una célula de apoyo en el cerebro). A los gliomas se les da una calificación, que indica la cantidad de tumor se parece a un tejido cerebral sano. Cuanto mayor sea el grado, más probable es que el tumor crezca rápidamente. Los tipos de gliomas son:

  • Astrocitoma: El tipo más común de glioma. Se inicia en las células llamadas astrocitos situadas en el cerebro o cerebelo. Existen cuatro grados de astrocytoma; de grado I, II, III y IV. El grado IV corresponde al peor caso, es decir, al glioblastoma.
  • Oligodendroglioma: Este tipo de tumor se desarrolla a partir de células llamadas oligodendrocitos que forman la mielina.
  • Glioma mixto: Este tipo de tumor está formado por más de uno de los tipos de células gliales.
  • Ependimoma: Este tipo de tumor comienza en los conductos del cerebro, donde se produce y almacena el líquido cefalorraquídeo.
  • Glioma del tronco cerebral: Este tipo de tumor se origina en las células gliales ubicadas en el tronco cerebral.

Los tumores no gliales son aquellos que surgen de las células del cerebro que y que no forman parte de la glía o conjuntivo. Los tipos de tumores no gliales incluyen:

  • Meningioma: Este tipo de tumor es el tumor cerebral primario más común y comienza en las meninges.
  • Los tumores de la glándula pineal y la glándula pituitaria. Son aquellos que se ubican en la glándula pineal y la glándula pituitaria.
  • Linfoma primario del SNC: Se trata de un tipo de linfoma que se origina en el sistema linfático en el interior del cerebro.
  • Meduloblastoma: Sos quellos tumores se origina en las células granulares del cerebelo.
  • Craneofaringioma: Este tipo de tumor se inicia cerca de la glándula pituitaria ubicada cerca de la base del cerebro.
  • Schwannoma acústico: Este tipo de tumor comienza en el nervio vestibular, que se encuentra en el oído interno.

Fuentes:

  • http://www.cancer.org/cancer/braincnstumorsinadults/detailedguide/brain-and-spinal-cord-tumors-in-adults-what-are-brain-spinal-tumorshttp://www.cancer.net/cancer-types/brain-tumor
  • http://www.cancer.net/cancer-types/brain-tumor

What are the symptoms of nervous system/brain cancers?

What are the symptoms of nervous system/brain cancers?

People that have developed a brain tumor may experience general or specific symptoms. A general symptom is the consequence of the increased intracranial pressure due to the mechanical push of the tumor on the brain or the spinal cord tissue. Specific symptoms are those caused when a specific part of the brain isn’t functioning well because of the tumor.

For people who have developed a brain tumor, the following general signs or symptoms may occur:

  • Headache: which can be severe or gradually get worse with main episodes occurring in the mornings
  • Seizures: sudden involuntary movements
  • Memory changes
  • Nausea and/or vomiting
  • Fatigue

For certain people, the following signs of symptoms may occur which may be specific to the location of the tumor:

  • Pressure or headache
  • Loss of stability and balance (linked to a tumor in the cerebellum)
  • Difficulty with fine motor skills (due to a tumor in the cerebellum)
  • Changes in judgment, loss of initiative, sluggishness and muscle weakness (caused by a tumor in the frontal lobe of the cerebrum)
  • Partial or complete loss of vision (due to a tumor in the occipital or the temporal lobe of the cerebrum)
  • Changes in speech, hearing, memory, or emotional state (due to a tumor in the frontal or temporal lobe of the cerebrum).
  • Difficulty swallowing, facial weakness, or numbness (as a result of a tumor in the brain stem)
  • Inability to look upward (due a tumor in the pineal gland)
  • Vision changes (attributed to a tumor in the frontal lobe, occipital lobe, or brain stem).

The brain and the central nervous system are responsible for controlling other organs, including those responsible for hormone production. Thus, brain tumors can cause other symptoms not listed here.

If you experience any of these symptoms, and/or changes consult your physician, who will then assess the reasons behind these changes. Together both of you can come up with a course of action to reduce the symptoms and treat the tumor.

 

Sources:

http://www.cancer.org/cancer/braincnstumorsinadults/detailedguide/brain-and-spinal-cord-tumors-in-adults-signs-and-symptoms

http://www.cancer.net/cancer-types/brain-tumor/symptoms-and-signs

What are Skin Cancer’s Symptoms?

What are Skin Cancer’s Symptoms?

Skin cancer symptoms can be divided into two types. The non-melanoma skin cancer symptoms and the melanoma skin cancer symptoms

Non-melanoma skin cancer symptoms generally start with a lasting unusual skin growth (a bump or a sore)

  • Basal cell carcinoma (BCC) symptoms usually begin with translucent bumps on sun-exposed areas such as the head, neck or shoulders. It is common to see blood vessels within the bump. As the center starts to crust and bleed, these bumps tend to be mistaken for sores.
  • Squamous cell carcinoma (SCC) symptoms are most commonly seen on sun-exposed body parts, but can also be found on genitals and inside the mouth. If left untreated these patches can grow into larger masses. This type of tumor can appear under several forms including:
    • A firm, red nodule
    • A flat lesion with a scaly crust
    • An ulceration in the mouth
    • A red, raised patch on the anus or genitals
    • Intense itching that can lead to an infection

Melanoma skin cancer symptoms include the appearance of new spots or the change in size, shape or color of an existing mole. Using the ABCD rule will help detect any abnormal growths:

  • A is for Asymmetry: if the mole or freckle is uneven (or asymmetrical), meaning one half of the mole does not match the other half.
  • B is for Border: if the edges are rough, blurred or irregular, this could be a sign of cancerous change.
  • C is for Color: a change in the shade or distribution of color throughout the mole or freckle.
  • D is for Diameter: any mole larger than ¼ inch (6 mm) across could be a sign of skin cancer.

Other sign include:

  • Redness or swelling that spread to the surrounding skin beyond a spot
  • Itching or pain of a spot
  • Changes in texture or bleeding/oozing from an existing mole
  • Lack of healing/bleeding of a growth

Be aware that skin cancer signs can exhibit in different shapes and forms, some more discreet than others, with growths happening in body parts that are not necessarily exposed to the sun. It is therefore very important to get yourself checked on a regular basis. These symptoms can be caused by conditions other than cancer, but it is important to discuss any noticeable changes with your doctor.

Sources:

http://www.cancercenter.com/skin-cancer/

http://www.healthline.com/health/skin-cancer/symptoms#Overview1

http://www.cancer.org/cancer/skincancer-melanoma/detailedguide/melanoma-skin-cancer-signs-and-symptoms

http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/skin-cancer/basics/symptoms/con-20031606

What Are The Treatments of Skin Cancer?

What Are The Treatments of Skin Cancer?

Generally, skin cancer can be treated through surgery. However, many treatment options are made available to the patient. Sometimes, depending on the size, type, depth and location of the cancer, one treatment is recommended over another.

In the presence of small skin cancers (or precancerous lesions), treatment can be limited to simply removing the entire growth (by incision or with a scraping tool). If further intervention is needed, options include:

  • Cryosurgery. Usually used for small or early stage cancers by freezing them with liquid nitrogen. The dead tissue just falls off after it thaws.
  • Excisional surgery. This is when the doctor cuts out the cancer, along with some healthy surrounding skin.
  • Mohs Micrographic surgery is used when dealing with larger, recurring or difficult to treat skin cancers. It is generally used for basal and squamous cell carcinomas but is increasingly being used for melanoma as well. One thin layer of tissue is removed at a time and evaluated for cancer detection. The surgery ends when the removed layer becomes cancer-free.
  • Curettage and electrodesiccation or cryotherapy is used as a follow-up once the growth is removed. Here, a needle-shaped electrode is used to freeze or destroy cancer cells surrounding the wound area. This is mainly used to treat basal cell cancers or thin squamous cell cancers.
  • Radiation therapy is used when surgery cannot completely remove all cancer cells. It is also used when cancer cells have spread to lymph nodes or other parts of the body or in the case of a recurring cancer an initial treatment through surgery.
  • Chemotherapy can be used in a variety of ways for treatment. Topical ointments/creams can be used for cancers that are limited to the top layer of skin. In the case where cancers have spread, IV-chemo is used, mostly to alleviate symptoms, rather than cure the cancer.
  • Photodynamic therapy consists of using drugs that make cancer cells sensitive to light and then destroying them with laser light. This is a relatively new type of treatment and is most successful with basal skin cancers that are not too deep.
  • Immunotherapy targets skin cancer cells by manipulating the body’s immune system into using its natural defenses to kill these cancer cells. It is being used for non-melanoma as well as advanced melanoma.

Sources:

http://www.cancerresearchuk.org/about-cancer/type/skin-cancer/treatment/which-treatment-for-skin-cancer

http://www.webmd.com/melanoma-skin-cancer/detection-treatment-skin-cancer

http://www.skincancer.org/skin-cancer-information/melanoma/melanoma-treatments

http://www.cancer.gov/types/skin/patient/skin-treatment-pdq#link/_59

¿Qué es el cáncer de piel?

¿Qué es el cáncer de piel?

La función principal de nuestra piel es proteger nuestro cuerpo contra los daños, lesiones e infecciones. Nuestra piel también es responsable del mantenimiento de nuestra temperatura corporal en un rango normal y del almacenamiento del agua y la grasa. El cáncer de piel se produce cuando se da un desarrollo de células anormales en la capa superior de la piel, conocida como la epidermis (compuestos de células escamosas, células basales y melanocitos).

Existen 3 tipos principales de cáncer de piel:

  1. Cánceres de piel de células basales (carcinomas de células basales)
  2. Cánceres de piel de células escamosas ( carcinoma de células escamosas )
  3. Melanomas

Los cánceres de piel de células basales y de células escamosas (también conocidos como los cánceres de piel no melanoma) son los tipos más comunes de cáncer, y por lo general se desarrollan debido a la exposición al sol en partes del cuerpo como la cabeza y el cuello. Estos tipos de cáncer rara vez se diseminan a otras partes del cuerpo, y tienen una tasa elevada de respuesta al tratamiento. Sin embargo, es importante realizar una detección temprana y comenzar con el tratamiento lo antes posible, ya que si no se tratan, estos tipos de cánceres son propensos a propagarse lentamente a los tejidos y órganos cercanos, causando daños, y en casos raros, incluso la muerte.

Los melanomas se desarrollan en los melanocitos, las células que producen el pigmento nuestra y nos dan nuestro color . Es estos melanocitos que forman moles , también conocidos como tumores benignos (no cancerosos ). Los melanomas son el tipo más peligroso de cáncer de piel y pueden formarse en cualquier parte del cuerpo, pero generalmente se encuentran en la zona del pecho y la espalda en el caso de los hombres, y en las piernas en el caso de las mujeres. A pesar de que los melanomas no son tan comunes como los cánceres de piel no melanoma, tienden a ser más graves. Al igual que los cánceres de piel de células basales y escamosas, si es detectado a tiempo, el melanoma puede ser curable. Sin embargo, si no se trata, es altamente probable que este tipo de cáncer agresivo se propague a otras partes del cuerpo, haciendo que el tratamiento sea mucho más difícil .

Existen otros tipos menos comunes de cáncer de piel, tales como tumores de células de Merkel o los sarcomas de Kapos.

Fuentes:

What Are The Risk Factors of Skin Cancer?

What Are The Risk Factors of Skin Cancer?

Just like its symptoms, the risk factors for skin cancer can be divided into 2 different sections, for melanoma and for non-melanoma skin carcinoma. And even though not all risk factors are related to lifestyle, it is believed that up to 86% of skin cancer cases can be preventable, based on healthy lifestyle choices.

BCC and SCC risk factors include:

  • Ultra Violet (UV) light: this is the major risk factor for most skin cancers. The UV rays (from the sun or tanning beds) damage the skin cell’s DNA. The duration of sun exposure as well as skin protection weight heavily on the risks.
  • Fair skin: Anyone is at risk of skin cancer. However, white people are at a higher risk than people with darker skins. This is because darker skins contain much more melanin, which helps protect the skin against UV radiation. The fairer the skin, the higher the risk.
  • Older age: It is believed that older people are at a higher risk for developing skin cancer, due to the accumulated exposure to UV radiation over the course of their lives.
  • Men are twice as likely as women to develop BCC and 3 times more likely to have SCC.
  • Chemical exposure: Certain chemicals are known to lead to non-melanoma skin cancers, such as arsenic, industrial tar, coal, paraffin, as well as certain types of oil.
  • Radiation exposure: People who have gone through skin treatment by radiation are at a higher risk of developing BCC, particularly in that exposed area.
  • A history of skin cancer means an increased risk of developing the disease again.
  • Long-term or severe skin injuries such as scars from burns, or damaged skin by a severe inflammatory skin disease slightly increase the risk of developing skin cancer.
  • Psoriasis treatment: this UV light treatment can increase the chances of getting SCC.
  • Inherited conditions, such as Xeroderma Pigmentosum (XP), which reduces the ability for the skin to heal from sun damages, can lead to a high risk for developing skin cancers.
  • Weakened immune system: people with weakened immune systems (from disorders or medication) are more likely to develop many types of cancers, including BCC and SCC.
  • Human Papilloma Virus (HPV): infections due to certain types of HPV, especially in the genital/anal area, may increase the risk for skin cancer.
  • Smoking is a significant risk for squamous skin cancer.
  • Genetics: people with a family history of skin cancer (especially first degree relatives) are at a higher risk of getting skin cancer too.

Melanoma Skin cancer risks have a few similarities with BCC and SCC risks and include:

  • UV light: Here too, exposure to the sun over long periods of time can increase the risk of getting MSC.
  • Moles in themselves are benign tumors, and the chance of one turning into cancer is low. That being said, a person with several moles is more likely to develop melanoma.
  • Fair skin: Here again, the whiter the skin, the higher the risk. So much so that white people are 10 times more likely to develop melanoma than African Americans, with redheads having the highest risk.
  • Family history of melanoma: 10% of cases diagnosed with melanoma have a close relative with this disease.
  • A personal history of melanoma increases the risk of getting another one.
  • With a weakened immune system, people are also more likely to develop melanoma.
  • Age: Older people are at a higher risk of getting melanoma. However, this is also the most common skin cancer found in people younger than 30.
  • Gender: men are also more likely to develop melanomas than women.
  • Xeroderma pigmentosum (XP) also increases the risk of developing melanoma.

Sources:

http://www.cancerresearchuk.org/health-professional/cancer-statistics/statistics-by-cancer-type/skin-cancer/risk-factors#ref-0

http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/skin-cancer/basics/risk-factors/con-20031606

http://www.cdc.gov/cancer/skin/basic_info/risk_factors.htm

http://www.cancercenter.com/skin-cancer/risk-factors/

http://www.cancer.org/cancer/skincancer-melanoma/detailedguide/melanoma-skin-cancer-risk-factors

http://www.cancer.org/cancer/skincancer-basalandsquamouscell/detailedguide/skin-cancer-basal-and-squamous-cell-risk-factors

Can Skin Cancer Be Prevented?

Can Skin Cancer Be Prevented?

Fortunately, the answer is: most of the time, yes!

Since skin cancers are linked to lifestyle choices, there are many measures that can be taken to make sure we reduce our risks as much as possible. Here is a list of prevention tips to follow:

  • Avoid direct sun exposure in the middle of the day. For most of the world, this means from 11:00AM to 4:00PM (when UV index is 3 or more). Try to limit your outdoor activities within this timeframe. This way you will reduce the risk of absorbing too much UV rays or burning your skin.
  • Seek shade. If you must be outdoors, the best way to protect yourself from the damaging UV light is to stay in the shade.
  • Another way to protect yourself outdoors is to remember the “Slip! Slop! Slap!…and Wrap” This stands for:
    • Slip on a shirt
    • Slop on sunscreen (use a broad spectrum of UVA/UVB with an SPF of 15 or higher, and reapply every 2 hours)
    • Slap on a hat
    • Wrap on sunglasses to protect your eyes and the sensitive skin around them
  • Avoid tanning beds. These machines emit UV rays that are known to increase the risk of skin cancer
  • Protect children. Since they are at a higher risk of sun damage and they spend more time outdoors, it is important to protect them regularly but to ask explain to them the dangers of too much sun exposure.
  • Spot-check your moles regularly. Keep an eye on your moles on a regular basis, and have routine check-ups at the doctors on a yearly basis.

Sources:

http://www.skincancer.org/prevention/sun-protection/prevention-guidelines

http://www.cancer.org/cancer/skincancer-melanoma/detailedguide/melanoma-skin-cancer-prevention

http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/skin-cancer/basics/prevention/con-20031606

Questions To Ask Your Oncologist

Questions To Ask Your Oncologist

Regarding Diagnosis:

  • Name and stages
    • What is the exact name of my diagnosis?
    • Can I have a copy of my diagnosis reports? Like this I have the exact name of my diagnosis.
    • Is there a stage, if yes, what stage do I have?
    • Is the disease local (in some organ), or does/did it spread?
    • What tests are needed to fine tune or confirm the diagnosis?
    • Can you give me the list for what biomarkers I have been tested for and the results of that testing?
  • Progression
    • How does the disease progress?
    • Should I go for additional tests?
    • What is my prognosis?
    • What can I expect next?
  • Second opinion:
    • Who do you recommend for a second opinion? Should I have new tests if I go that way?
    • Can I have a copy of all my test results for a second opinion?

Regarding Treatment:

  • When your oncologists talks about a treatment:

    • What are the symptoms of my diagnosis?
    • What are my treatment options?
    • When should I start treatment?
    • What does my treatment entail: should I be treated in the hospital or should I take medication at home, or both?
    • How long will my treatment be?
    • Are there alternatives for the treatment you prescribe?
    • Will the treatment get rid of my cancer, or just protect it from further growth?
    • Is the treatment already on the market or is it in a testing phase? (see questions on clinical trials if in testing phase)
    • What support do I need during my treatment?
    • Do you suggest any complementary treatment (supplements, diet, sports,…) ? See questions on lifestyle.
  • Fertility:
    • Does the treatment have an impact on my fertility?
    • If I want children, is this still possible during or after the treatment?
  • Clinical Trials
    • What are clinical trials?
    • Are there risks attached to participating in a trial?
    • What happens during a clinical trial?
    • What happens once the clinical trial is finished?
    • Are there any costs related to participating in a clinical trial?
    • For what am I insured when I participate in a trial?
    • Do you recommend me participating in a specific trial?
    • Are there any clinical trials for my condition?
    • Could I be eligible for a clinical trial?
  • Side effects
    • What are the most common side effects for my treatment?
    • Can I prevent or manage certain side effects?
    • How long will I experience side effects?
    • Are there long terms side effects?
    • Can I prevent fatigue?
    • Can I prevent cognitive issues (chemo brain)?

Regarding Lifestyle:

  • Should I be aware about my lifestyle?
    • Can I be physically active?
    • Should I be physically active, if yes –what do you recommend?
    • What food can I eat, and what not?
    • Can I drink alcohol if I would consider doing it?
    • If I smoke, should I stop?
    • Can I take supplements? If yes, what kind?
    • Should I avoid certain supplements?

Regarding Cost of Treatment:

  • Will my treatment be covered by my insurance?
  • How much will it cost?
  • Will it be temporary or will there be long-term costs associated to my disease and treatment?
  • Who can help me with my questions on costs of treatment?

Tips for Before, During, and After Your Oncologist Appointment

Tips for Before, During, and After Your Oncologist Appointment

Sometimes it can be very difficult to get all the information you need with the short time you spend duringiStock_000063343045_XXXLarge your consultation with your oncologist.  Especially the first time you get the diagnosis, this can be hard, as your mind will not be very aware of everything your oncologist is telling you at that moment.  Once in treatment, or even in follow-up once in remission, it can be good that you are prepared before you see your physician.

Being able to ask all the questions you want will help you to be better informed on your condition.  In order to help you, we provide a set of questions that you could ask to your physician. Pick out the ones you like or you feel are more relevant for the situation you are in.

The aim is that you learn to take an active role in your treatment planning and in your survivor planning once you are there.

Preparing your appointment

  • Take your notebook, a piece of paper or print a list of questions and write down or indicate what information you would like to know.
  • Write down words that you do not understand, or words that you don’t know how to interpret in a specific context.
  • Think about going for a second opinion. Ask yourself if you would like to ask this to your physician, maybe he/she can redirect you.
  • Do you have enough material about your disease? Would you like to know what material is around there? Ask your nurse and oncologist for such information if available.
  • Not all information on the internet is reliable. If you have doubts about anything, mention to your physicians what your worries are, they will help you out or refer you with credible information.
  • Mentally rehearse asking the questions you want to your nurse or physician. This might help you if you have some mental barrier to ask these questions. Alternatively, you can try to mail them prior to your consultation to you nurse or physician if you have the contact details.
  • If you wish, make a copy of the questions you have to hand over to your physician during the consultation.
  • Tip: don’t print all the internet pages you have found. This will end up in a big pile, and might evoke the opposite reaction. Just one A4 page with your questions should do.

During your appointment

  • Before going in, rehearse the questions you want to ask. This again will help to cross the mental barrier if there is one.
  • Have your list of questions ready in your hand when you go into the consultation room.
  • The first thing when seeing your nurse or oncologist, say that you have some questions you would like to ask before the consultation ends. Say this at the beginning of your consultation while shaking hands, so he/she is prepared and might anticipate on you having questions. If you have printed your questions, hand it over to him.
  • If there are terms that you do not understand, interrupt and simply ask to explain that term.
  • Before going out, ask yourself if all your questions have been answered.

After your appointment

  • If you can, sit down in the waiting room to write down as much as you can, as it is still fresh in your memory.
  • Once home, go over your questions and notes, and check if you have all your answers.
  • Write down your answers in your journal or notebook.
  • Go online to complete your information in treatment plans or survivor plans. On Esperity, you can
    • enter your medication history
    • enter your complementary treatments
    • enter your diagnosis
    • schedule your new appointments and add comments (and get email reminders)
  • Talk about your appointment with a loved one. Talk about how you feel and what the oncologists and nurses told you.
  • Sometimes, it can help to go online and talk to other people, preferably with the same condition. Sharing experiences might re-enforce you and educate you on your condition. This will lead to more questions that you can share with your oncologist during your next visit.

redirect

redirect

General-Calidad de vida

General-Calidad de vida

Calidad de vida: la importancia de una actitud proactiva

healthy lifestyle cancerUna mejora en el estilo de vida puede tener un significante impacto en la calidad de vida. En algunos casos, puede insluso conllevar una mayor tolerancia a ciertos tratamientos, además de la reducción de algunos efectos secundarios después o durante el tratamiento. Varios trabajos de investigación han confirmado la existencia de una relación directa entre el estilo de vida y la calidad de vida en ciertos tipos de cáncer.

La literatura científica vincula los siguientes indicadores con el estilo de vida:

Estos indicadores son precisamente los que se utilizan en Esperity para calcular la puntuación del Estilo de Vida. De este modo, observando tu puntuación en el tiempo, podrás descubrir algunas fluctuaciones que te ayudarán a detectar ciertos indicadores de tu estilo de vida que puede que requieran de una mayor atención.

¿POR QUÉ PROBAR LOS NUEVOS TRATAMIENTOS?

¿POR QUÉ PROBAR LOS NUEVOS TRATAMIENTOS?

AtrásSample App Content Child

¿POR QUÉ PROBAR LOS NUEVOS TRATAMIENTOS?

Cuando los investigadores piensan que han encontrado un tratamiento prometedor no tratan inmediatamente a los pacientes con él. Si es un tratamiento completamente nuevo, primero lo probarán en el laboratorio, generalmente en células tumorales. Si los resultados en el laboratorio son alentadores, probarán el tratamiento en animales. Estos estudios son regulados de manera muy exigente para evitar pruebas poco éticas en animales. Si los resultados de las pruebas en animales son esperanzadores, los investigadores establecerán, junto con los médicos, el primer paso de la experimentación del nuevo tratamiento en humanos.

Este primer paso en humanos se llama un ensayo clínico de fase I. Se continuará con los ensayos de fase II y los ensayos de fase III si en el paso anterior los resultados son alentadores. Así, el riesgo para los participantes es más alto en la fase I que en la fase II, y los riesgos en un ensayo de fase II serán más altos que en la fase III.

A veces, el tratamiento probado no es nuevo, pero la manera en la que se administra, la dosis o la combinación con otros tratamientos son diferentes. También puede ser un tratamiento ya utilizado para un tipo de cáncer. Sin embargo, antes de utilizarlo para otro tipo de cáncer tiene que hacerse un nuevo estudio para ver si el tratamiento es seguro y si funciona para el nuevo tipo de cáncer.

Visita Source: Anticancerfund.com para ver mas.

La importancia del buen dormir

La importancia del buen dormir

AtrásImportancia del sueño

La importancia del buen dormir

Los trastornos del sueño afectan entre al 30 y al 75% de los pacientes recién diagnosticados con cáncer o recién tratados [1]; este porcentaje es el doble si se compara con los datos relativos a la población general [2]. Los estudios clínicos concluyen que las principales alteraciones del sueño en pacientes con cáncer consisten en dificultades para conciliar el sueño y en dificultades para mantenerlo; suelen venir acompañadas de frecuentes y prolongados despertares nocturnos. Los pacientes reportaron dichos trastornos del sueño antes y durante el tratamiento [3]. 

Se ha demostrado que como consecuencia de los trastornos del sueño, la calidad de vida, la productividad en el trabajo y la salud mental disminuyen, mientras que el uso de los recursos de atención sanitaria aumentan. Pueden también servir de indicador para detectar otras posibles complicaciones [4,5,6].

El porqué de la importancia del buen dormir para los pacientes con cáncer

Diversos estudios han demostrado que los malos hábitos del sueño pueden tener influencia en el riesgo de recurrencia del cáncer. Mientras se duerme, el cerebro produce una hormona denominada melatonina. La melatonina es un fuerte estimulante del sistema inmunológico y tiene propiedades oncostáticas, lo cual implica que puede ayudar a reducir el riesgo de la progresión del cáncer. Cuando se padecen dificultades para dormir, sobre todo cuando son crónicas, el equilibrio de cortisol y la melatonina se ven alterados. Estas dos hormonas pueden influir en el comportamiento de las células del cáncer [7].

“Los pacientes necesitan tener tanta vitalidad y energía como sea posible para combatir el cáncer. Descansar permite al cuerpo relajarse y recuperarse. Cuando el cuerpo no descansa se estresa cada vez más, lo cual puede interferir con su capacidad para combatir el cáncer”, asegura el Dr. Altshuler, médico jefe del Laboratorio del Sueño en los Centros de Tratamiento del Cáncer de América (ACTC) en Tulsa [8].

Existen evidencias que vinculan la depresión con un mayor riesgo de recurrencia. Según los datos obtenidos en un estudio presentado en la Reunión Anual 2013 de la Sociedad Americana de Oncología Clínica, las mujeres con cáncer de mama que sufren depresión tienen el doble de posibilidades de recurrencia del cáncer en comparación con las mujeres que padecen este tipo de cáncer y no sufren depresión alguna.

¿Cuales son las principales razones por las que los pacientes con cáncer tienen disturbio del sueño? 

La angustia emocional suele ser la principal causa por la cual los pacientes con cáncer no duermen bien. La incertidumbre y los temores sobre el futuro, la ansiedad, la depresión y el estrés relacionado con cuestiones familiares y preocupaciones financieras son en muchas occasions los causantes de un estrés que puede dificultar conciliar el sueño.

Los efectos secundarios del cáncer, o su tratamiento en sí, la radiación y la quimioterapia producen alteraciones del sueño. A ello hay que añadirle los efectos de ciertos medicamentos, ya que también pueden contribuir a padecer trastornos del sueño. Lo mismo sucede con el dolor, un síntoma que con frecuencia reportan los pacientes con cáncer. En lo que a la aparición de los trastornos del sueño respecta, diversos estudios han mostrado que podrían padecerse antes del inicio del tratamiento.

Diagnosticando los trastornos del sueño

Los trastornos del sueño en pacientes con cáncer pueden deberse a diversas razones. Pueden padecerse durante cualquier etapa del tratamiento, y en algunos pacientes, pueden servir de indicador para facilitar la detección de algún otro tipo de cáncer. Pese a que la mayoría de los pacientes no reportan sufrir trastornos en el sueño a menos que se les pregunte de forma explícita, ello tiene influencia sobre su calidad de vida. El insomnio y la fatiga son los trastornos del sueño más comunes en este cohorte. Pese a que la apnea obstructiva del sueño y el síndrome de piernas inquietas son trastornos comunes del sueño en la población general, en el entorno oncológico no hay estudios específicos sobre su impacto en la calidad de vida de los pacientes con cáncer [9].

Si el sueño se interrumpe o no transcurre durante el tiempo suficiente, las fases del sueño no se completan debidamente y el cerebro no puede terminar con las tareas que ayudan a restaurar el cuerpo y la mente.

Los problemas de sueño son significativos entre los pacientes con cáncer antes de someterse a la radioterapia, y se ha encontrado un vínculo con la progresión del cáncer, los tratamientos previos y otros síntomas psicosomáticos (p. ej., la ansiedad). En este contexto, y para poder proporcionar con exactitud las pautas adecuadas para paliar sus efectos en la calidad de vida de los pacientes, quedan todavía por estudiar diversos trastornos del sueño [10].

Lidiando con los trastornos del sueño

Si padece problemas crónicos de sueño, lo más probable es que una buena noche de descanso le parezca estar fuera de su alcance. Los problemas del sueño que se prolongan durante mucho tiempo pueden aumentar el riesgo de sufrir ansiedad o depresión. Sin embargo, existen varias terapias que contribuyen en ayudar a mejorar el sueño. En muchos casos los pacientes pueden ser tratados por psicólogos o especialistas del sueño. Tanto la terapia cognitiva conductual como las técnicas de relajación han mostrado tener resultados prometedores.  En caso de ir a comenzar cualquier tratamiento específico, no olvide consultarlo antes con su médico.

¿Quieres saber cual es la puntuación de tu Estilo de Vida?

La literatura científica vincula los siguientes indicadores con el estilo de vida: niveles de actividad física, calidad del sueño, nutrición, hábitos de fumar, consumo de alcohol y niveles de estrés. Estos indicadores son precisamente los que se utilizan en Esperity para calcular la puntuación del Estilo de Vida. De este modo, observando tu puntuación en el tiempo, podrás descubrir algunas fluctuaciones que te ayudarán a detectar ciertos indicadores de tu estilo de vida que puede que requieran de una mayor atención.

Accede al módulo ‘Estilo de Vida’ en www.esperity.com y completa los parámetros. Podrás calcular tu puntuación y ver tu evolución en el tiempo. Te podrá ser de ayuda para lograr una actitud proactiva y mejorar tu estilo de vida.

Estilo de Vida -

*REFERENCIAS:

  • Ancoli-Israel S, Moore P, Jones V. The relationship between fatigue and sleep in cancer patients: a review. Eur J Cancer Care (Engl) 2001;10:245–255.
  • Berger AM, Parker KP, Young-McCaughan S, et al. Sleep wake disturbances in people with cancer and their caregivers: state of the science.Oncol Nurs Forum.2005;32:E98–E126. A comprehensive review.[PubMed]
  • Cimprich B. Pretreatment symptom distress in women newly diagnosed with breast cancer.Cancer Nurs.1999;22:185–194.[PubMed]
  • Cancer Nurs. 2015 Jan-Feb;38(1):60-70. doi: 10.1097/NCC.0000000000000128.
  • Akman, T., Yavuzsen, T., Sevgen, Z., Ellidokuz, H. and Yilmaz, A. U. (2015), Evaluation of sleep disorders in cancer patients based on Pittsburgh Sleep Quality Index. European Journal of Cancer Care. doi: 10.1111/ecc.12296
  • Rumble ME, Keefe FJ, Edinger JD, Affleck G, Marcom PK, Shaw HS. Contribution of Cancer Symptoms, Dysfunctional Sleep Related Thoughts, and Sleep Inhibitory Behaviors to the Insomnia Process in Breast Cancer Survivors: A Daily Process Analysis. Sleep. 2010;33(11):1501-1509.
  • De Bella et al (2013), Melatonin Anticancer Effects: Review, Int J Mol Sci. 2013 Feb; 14(2): 2410–2430.
  • http://www.cancercenter.com/community/newsletter/article/addressing-sleep-problems-in-cancer-patients/
  • J Community Support Oncol.2015 Apr;13(4):148-55. doi: 10.12788/jcso.0126. / http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25978413
  • Eur J Oncol Nurs.2015 Mar 14. pii: S1462-3889(15)00021-6. doi: 10.1016/j.ejon.2014.12.008. / http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25782721

Referencias Adicionales

 

¿CUÁLES SON MIS DERECHOS COMO PACIENTE?

¿CUÁLES SON MIS DERECHOS COMO PACIENTE?

AtrásSample App Content Child

¿CUÁLES SON MIS DERECHOS COMO PACIENTE?

Antes de considerar formar parte de un ensayo clínico, los pacientes deben estar debidamente informados sobre los ensayos. Esto se puede realizar mediante un consentimiento. Este prodecidimento explicará todo lo que el paciente debe saber : objetivo del ensayo, patrocinadores, pruebas, duración, etc. La decisión de tomar parte en un ensayo clínico solo la toma el propio paciente. El paciente puede hablar con su médico para obtener más información. El paciente tiene derecho a retirse de un ensayo en cualquier momento, culaquiera sea la razón.

¿CUÁLES SON LAS FASES DE LOS ENSAYOS CLÍNICOS?

¿CUÁLES SON LAS FASES DE LOS ENSAYOS CLÍNICOS?

AtrásSample App Content Child

¿CUÁLES SON LAS FASES DE LOS ENSAYOS CLÍNICOS?

Los ensayos clínicos se llevan a cabo en una serie de etapas, denominadas fases –cada fase está diseñada para responder a una pregunta de investigación independiente.

  • Fase I: Los investigadores prueban un nuevo fármaco o tratamiento, por primera vez, en un pequeño grupo de personas, para en primera instancia evaluar su seguridad, determinar un rango de dosis segura, e identificar los efectos secundarios.
  • Fase II: El medicamiento o tratamiento se proporciona a un grupo de personas para ver si son capaz de evaluar aún más su seguridad.
  • Fase III: El medicameto o tratamiento se da a grandes grupos de personas para confirmar su eficacia, controlar los efectos secundarios, comparartirlo con tratamientos comunmente utilizados y recoger información que permita utilizar el medicamento de una forma segura.
  • Fase IV: Los estudios se llevan a cabo despues de que el medicamento o tratamiento haya sido comercializado para reunir información sobre los efectos del fármaco en diferentes poblaciones y los efectos secundarios asociados con el uso a largo plazo.

(Fuente: http://www.nlm.nih.gov)

Cancer de mama triple negativo

Cancer de mama triple negativo

AtrásCancer de mama triple negativo

¿Cómo determinan los médicos los tipos de cáncer de mama?

Aunque muchas personas piensan en el cáncer de mama como una enfermedad única, una manera mejor de describirla es como una familia de enfermedades. Todos los cánceres de mama comienzan en la mama, pero pueden diferir en varias formas; cómo se clasifica el cáncer de mama puede afectar su pronóstico y las opciones de tratamiento. Los tipos de cáncer de mama se determinan esencialmente mediante cuatro preguntas:

¿En qué parte de su pecho comenzó su cáncer?

  • ¿En los conductos de la leche?
  • ¿En sus lóbulos productores de leche?
  • ¿En los tejidos conectivos?

¿Cómo aparecen sus células cancerosas bajo un microscopio?

  • ¿Tienen un único aspecto?
  • ¿Cómo de diferentes son sus células cancerosas de las células normales (esto se conoce como el grado del cáncer)?

¿Hay células cancerígenas en sus mamas con receptores de hormonas?

  • ¿Es su cáncer sensible a los estrógenos?
  • ¿Es su cáncer sensible a la progesterona?
  • ¿Es que no responde a las hormonas?

¿Cuál es la composición genética de las células de su cáncer de mama?

  • ¿Existen mutaciones genéticas (biomarcadores) en sus células cancerosas hacia donde poder orientarse? [1]

¿Qué es el cáncer de mama triple negativo ( TNBC )?

Pruebas moleculares de las células de cáncer de mama a veces se vuelven ER negativos (lo que significa que no son sensibles a los estrógenos), PR negativo (no son sensibles a la progesterona) y HER2 negativo (no hay una abundancia de la proteína HER2 promotora del crecimiento en la superficie de la célula cancerosa). Cuando los tres son negativos, entonces el cáncer se considera triple negativo.

Datos sobre el cáncer de mama triple negativo

  • Es menos probable que se encuentre en una mamografía que otros tipos de cáncer de mama.
  • Cuenta con un peor resultado para los primeros cinco años después del diagnóstico que los de tumores positivos del receptor de estrógeno, pero tiene una mayor probabilidad de supervivencia si el cáncer de mama no ha vuelto a aparecer después de cinco años. [2]
  • Tiende a ser más agresivo que otros tipos de cáncer de mama. [3]
  • Generalmente tiene un grado mayor que otros tipos de cáncer de mama.
  • Por lo general, es un tipo de célula llamada “basal-like”, debido a su parecido con las células basales que recubren los conductos mamarios. [4]

¿Quién puede padecerlo?

El cáncer de mama triple negativo constituye aproximadamente el 15-20 por ciento de todos los cánceres de mama en los EE.UU. [2] Cualquier persona puede ser diagnosticada con ello, pero los estudios han encontrado que es más probable que afecte a:

  • Mujeres Afroamericanas e Hispanas. Un estudio concluyó que las mujeres negras eran tres veces más propensas a desarrollar esta forma de cáncer que las mujeres blancas.
  • Personas más jóvenes. A diferencia de otros tipos de cáncer de mama (que por lo general se producen pasados los 60 años de edad), el TNBC es más probable que ocurra antes de los 40 o 50 años de edad.
  • Las personas con una mutación BRCA1. Las personas que han heredado una mutación BRCA1 son más propensas a ser diagnosticadas con cáncer de mama triple negativo que otros tipos de cáncer de mama. [5]

¿Cuáles son las opciones de tratamiento?

El cáncer de mama triple negativo suele tratarse con una combinación de terapias. La cirugía, la radioterapia y la quimioterapia son los tratamientos comunes. Debido a que esta forma de cáncer se caracteriza por no tener los receptores de estrógeno o progesterona, algunos tratamientos tradicionales (como la terapia hormonal y Herceptin) generalmente no resultan eficaces. [6]

En el lado positivo, es de destacar que algunos estudios recientes han encontrado que el TNBC y otros tipos de cáncer de mama con receptores hormonales negativos responden mejor a la quimioterapia que los cánceres de mama con receptores hormonales positivos. Por lo general, la quimioterapia se administra después de la cirugía; esto se conoce como la quimioterapia adyuvante. [2] Seguir el plan de tratamiento más apropiado para su situación específica y tomar decisiones de estilo de vida saludables, son la mejor manera de combatir el cáncer de mama triple negativo. [6]

¿Hay alguna información sobre los ensayos clínicos?

Investigadores de todo el mundo están trabajando para encontrar las mejores maneras de tratar el cáncer de mama triple negativo. Hasta la fecha, las terapias específicas (funciona “cerrando” un proceso específico que las células cancerosas utilizan para crecer y prosperar) no han sido muy eficaces contra el TNBC, pero algunos ensayos clínicos están avanzando con la investigación de nuevas terapias dirigidas.

Actualmente, algunas terapias en ensayos clínicos incluyen:

  • Inhibidores de PARP (poli ADP ribosa polimerasa)
  • Inhibidores de VEGF (factor de crecimiento endotelial vascular)
  • Terapias específicas EGFR (receptor del factor de crecimiento epidérmico) [7]

Hable con su médico si está interesada en participar en algún estudio clínico, y eche un vistazo en el Buscador de Ensayos Clínicos de Esperity aquí para obtener más información sobre las oportunidades en su zona.

Referencias:

[1] http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/breast-cancer/in-depth/breast-cancer/art-20045654

[2] https://ww5.komen.org/uploadedFiles/_Komen/Content/About_Breast_Cancer/Tools_and_Resources/Fact_Sheets_and_Breast_Self_Awareness_Cards/Triple%20Negative%20Breast%20Cancer.pdf

[3] http://www.breastcancer.org/symptoms/diagnosis/trip_neg

[4] http://www.breastcancer.org/symptoms/diagnosis/trip_neg/behavior

[5] http://www.breastcancer.org/symptoms/diagnosis/trip_neg/who_gets

[6] http://www.breastcancer.org/symptoms/diagnosis/trip_neg/treatment

[7] http://www.breastcancer.org/symptoms/diagnosis/trip_neg/new_research

Suplementos

Suplementos

Atrás | Suplementos

Suplementos

En general, los pacientes con cáncer toman suplementos para alguna o todas de las siguientes razones:

Supplements

  • Las hierbas medicinales que se venden como suplementos afirman tener la capacidad de combatir el cáncer.
  • Los antioxidantes protegen las células del daño oxidativo.
  • Se dice que los suplementos mejoran el sistema inmunológico y/o reducen la inflamación.
  • Los suplementos afirman mejorar los efectos de la medicina convencional.

Es muy importante comprender las diferencias que existen entre un suplemento y un medicamento para evitar estar desinformado a la hora de comprar de suplementos.

La diferencia entre los medicamentos y los suplementos

Los medicamentos deben fabricarse respetando las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM). Ello significa que deben de ser fabricados bajo condiciones rigurosamente controladas y empaquetados con información completa que incluya entre otros aspectos cual es la mejor rutina de dosis y horario. La información del paquete debe incluir una lista completa que incluya todos sus efectos secundarios conocidos, contraindicaciones (condiciones especiales en las que el uso de la medicación podría resultar peligroso), o posibles interacciones con otros medicamentos que puedan conllevar algún riesgo para la salud. Se realiza un estricto control de las materias primas de los medicamentos, productos intermedios y el producto final.

Un sistema que trata los riesgos de cualquier producto químico, biológico y realiza exámenes físicos en la industria alimentaria es el Análisis de Riesgos y los Puntos de Control Críticos (HACCP). Los suplementos deben de fabricarse de acuerdo con la normativa establecida por HACCP. Esto implica que debe comprobarse que no existen posibles contaminaciones y asegurarse de que se han respetado de manera estricta los procedimientos de higiene durante el proceso de producción. Las principales diferencias entre BPM y HACCP es el hecho de que el HACCP no supervisa el producto final. Esto significa que el contenido mínimo y máximo tolerable del ingrediente activo(s) en el producto final no está controlado y, en consecuencia, no está garantizado. Por el contrario, este control es requerido en el caso de los medicamentos registrados. Por otra parte, tampoco se realiza prueba de estabilidad o de HACCP que verifique si el suplemento va a permanecer estable hasta la fecha de caducidad y/o a mayor temperatura/humedad, lo cual sí que es obligatorio en el caso de los medicamentos.

Los suplementos que se adquieren mediante fuentes desconocidas a través de ciertos fabricantes y sitios web, podrían estar contaminados con gérmenes, pesticidas, toxinas, metales pesados ​​tóxicos o disolventes residuales. También podrían contener más, menos, o incluso ninguna de las sustancias que se mencionan en la información que describe el producto. En algunos suplementos de hierbas incluso se han llegado a encontrar medicamentos para los que se requiere prescripción médica. Estos problemas de calidad del producto podrían tener graves consecuencias para la salud del paciente o de otros consumidores. El farmacéutico es el responsable de los suplementos que vende, mientras que si el suplemento ha sido comprado por internet o por cualquier otra vía, la responsabilidad recae sobre el comprador.

Existen algunos ensayos clínicos que combinan la relación entre los suplementos alimenticios y el cáncer, pero son esporádicos y no del mismo grado que los ensayos clínicos realizados con fármacos registrados. Como consecuencia de ello, y sin extensos ensayos clínicos, la eficacia que los suplementos afirman tener es frecuentemente falso o exagerado.

Las páginas web suelen informar a cerca de prometedoras investigaciones sobre el cáncer, pero raramente mencionan con claridad que las investigaciones han sido realizados únicamente en células cancerosas, no en personas. Además, en dosis altas, casi todo puede matar a las células cancerosas. Un tratamiento sólo debe ser presentado como prometedor una vez que haya sido probado en personas. Si se encuentra con algún artículo sobre espectaculares tratamientos para el cáncer, evalúe plenamente los resultados de las investigaciones publicadas hasta comprobar cómo y con que precisión se obtuvieron dichos resultados.

La desnutrición

La desnutrición es muy frecuente en los pacientes con cáncer, oscilando entre el 40% y el 80% de los casos. El cáncer puede alterar el metabolismo, lo que aumenta las necesidades dietéticas para ingerir más proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales. La malnutrición también puede ser causada por los efectos secundarios del tratamiento del cáncer. Además, la desnutrición conduce a un aumento de la toxicidad para el tratamiento del cáncer, lo cual reduce la calidad de vida y empeora el pronóstico.

Las deficiencias de vitaminas y minerales pueden detectarse en la mayoría de los casos a través de análisis de sangre. Su médico de cabecera (médico general) puede asesorarle sobre las vitaminas y minerales complementarios y su dosis. Hable sobre el uso de suplementos durante la quimioterapia o la radioterapia con su oncólogo, y también acerca de los suplementos, ya que pueden interactuar con su tratamiento convencional haciendo que sea menos eficaz.

En la trayectoria de su enfermedad, muchos pacientes con cáncer desarrollan desnutrición asociada al tumor, lo que, entre otras cosas, se caracteriza por un déficit de micronutrientes. En la práctica, y en tales circunstancias especiales, no siempre es posible contrarrestar esta condición de un modo óptimo mediante la dieta, es decir, a través de la comida convencional. A menudo, la situación se hace más complicada debido a un limitado patrón de dieta que acostumbran a tener los pacientes con tumores, lo que puede conducir a una nutrición muy unilateral. Por lo tanto, no es de sorprender que el uso de suplementos de nutrientes, entre ellos especialmente destacables las vitaminas y sustancias minerales, esté muy extendido entre los pacientes con cáncer (1).

Interacción entre los supplements y tratamientos

Añadir grandes cantidades de antioxidantes a nuestra dieta parece prevenir el daño tisular y de órganos ya que protege las células, pero la presencia de antioxidantes en la dieta durante la terapia del cáncer es muy controvertida ya que la terapia de radiación, y en un grado menor la quimioterapia, actúa por medio de la creación de ROS (especie reactiva del oxígeno) para destruir células cancerosas. Por lo tanto, en teoría, los antioxidantes durante la radioterapia o la quimioterapia pueden inhibir la eficacia del tratamiento a través de la neutralización de ROS. Hay varios ensayos clínicos en curso, en un intento de aclarar esta controversia, pero hasta la fecha no existen conclusiones definitivas. Algunos ensayos clínicos sugieren que la suplementación antioxidante disminuye los efectos secundarios y mejora la eficacia del tratamiento convencional, sin embargo, otros ensayos clínicos indican una supervivencia más corta en los pacientes que tomaban antioxidantes durante la radioterapia.

A continuación, se muestra una lista no exhaustiva de los suplementos y alimentos que contienen grandes cantidades de antioxidantes y que a menudo toman los pacientes con cáncer:

  • Vitamina A, C, E, beta -caroteno, licopeno, luteína
  • Selenio, zinc
  • Coenzima Q10, glutatión, melatonina, el resveratrol
  • Bayas (arándanos, fresas, frambuesas, etc.), curcumina, té verde

Los pacientes con cáncer tienden a buscar tratamientos con los que mejorar sus mecanismos de defensa del sistema inmunológico para tolerar mejor la quimioterapia y evitar infecciones. Algunos pacientes con cáncer también tratan de mejorar su sistema inmunológico con el objetivo de producir actividad anticancerosa. Aunque muchas plantas podrían posiblemente actuar como inmunoestimulantes, para muchas de ellas faltan pruebas que lo corroboren. Ha de tenerse precaución al considerar tomar suplementos de hierbas inmunoestimulantes. Estas hierbas también pueden ser tóxicas o interferir con el tratamiento estándar. Revise las garantías de calidad del proveedor.

En los últimos años se han realizado ensayos clínicos con alimentos probióticos en pacientes con cáncer. Principalmente, se han investigado los efectos de los probióticos en la diarrea durante la radio- o quimioterapia. Todos los ensayos mostraron resultados positivos, con una disminución de la diarrea y una mejora en la consistencia de las heces. Puesto que todos ellos han sido ensayos a pequeña escala, los resultados también deben de constatarse con ensayos controlados a gran escala (2).

No importa lo que garanticen; los suplementos dietéticos no están destinados a tratar, diagnosticar, curar o aliviar los efectos de las enfermedades. No pueden evitar por completo las enfermedades, algo que por el contrario sí pueden hacer algunas vacunas. Pero algunos suplementos son útiles para reducir el riesgo de ciertas enfermedades, sí se les permite hacer afirmaciones en sus etiquetas sobre estos usos (3).

Efectos secundarios y suplementos

Al igual que los medicamentos, los suplementos dietéticos tienen riesgos y efectos secundarios. Pese a ello, los vendedores no están obligados a realizar estudios de investigación en personas para probar que el suplemento dietético es seguro. A diferencia de los medicamentos, los suplementos dietéticos son en su mayoría auto prescritos, sin el aporte de fuentes médicas informadas, como son los médicos, enfermeros o farmacéuticos.

Utilizados correctamente, ciertos suplementos dietéticos pueden ayudar a reducir el riesgo de algunas enfermedades, reducir el malestar causado por ciertos medicamentos o condiciones, o simplemente ayudar a sentirse mejor (mejorar la calidad de vida). La mayoría de las personas pueden utilizar suplementos dietéticos de forma segura bajo ciertas pautas de dosificación. Pero tomar suplementos dietéticos puede conllevar ciertos riesgos, especialmente para aquellas personas que están recibiendo tratamiento contra el cáncer (4).

“Le decimos a los pacientes que están bajo cualquier quimioterapia o sometiéndose a radiación, o planificando hacerlo en el futuro: no a las hierbas, a los antioxidantes y a los suplementos dietéticos. Particularmente las hierbas, ya que pueden interactuar y disminuir el nivel de quimioterapia o cualquier medicamento que entre en su cuerpo”, explica el Dr. Cassileth.

Estos efectos se deben a interacciones farmacocinéticas – que suceden cuando los compuestos biológicamente activos en una hierba alteran la forma en la que un medicamento de quimioterapia es absorbido, distribuido en el cuerpo, metabolizado o eliminado. Estas interacciones pueden suceder por muchas razones, incluyendo interferencias con las enzimas en el hígado que normalmente descomponen los medicamentos, o las interacciones con el transporte encargado de llevar los medicamentos a través de las membranas celulares. La hierba de San Juan, el extracto de ajo, y la Echinacea son ejemplos de productos a base de hierbas de uso común pensados para interactuar farmacocinéticamente con medicamentos de quimioterapia.

Las interacciones farmacocinéticas pueden tener dos consecuencias potencialmente nefastas. Una de ellas es que menos medicamento de quimioterapia del necesario circula en el torrente sanguíneo, lo que llevará al fracaso del tratamiento. La otra sería el efecto opuesto: si los medicamentos de quimioterapia no se descomponen y se eliminan del cuerpo como se espera, pueden darse efectos secundarios graves como resultado de una sobredosis (5).

Informe a su médico

Los pacientes a menudo no informan sobre el consumo de suplementos a su proveedor. Como resultado, existe una brecha en la comunicación entre los proveedores y sus pacientes. Esta brecha en la comunicación puede darse debido a (a) la percepción de los pacientes de que sus médicos muestran indiferencia o negatividad hacia las terapias complementarias o (b) que los médicos hacen hincapié en los estudios científicos y en la medicina basada en la evidencia, en lugar de en las observaciones realizadas por sus pacientes.

Es interesante observar que un alto deseo de control sólo se asoció con un mayor uso de suplementos dietéticos y no predijo la realización de cambios en la dieta o en la actividad física, que podrían estar motivados más por otros factores psicosociales tales como la creencia en una conexión de la dieta de la enfermedad o inquietudes acerca de los cambios de peso.

Es posible que tomar suplementos se trate de una conducta para hacer frente a las consecuencias emocionales del cáncer en lugar de una estrategia para la mejora de la salud (6).

Los pacientes acostumbran a ver el consumo de productos naturales como una vía que puede utilizarse para ayudar a empoderarse, tratar de tomar el control de su salud y aumentar su calidad de vida (7).

 

Este artículo ha sido escrito conjuntamente entre la Fundación contra el Cáncer y Esperity

 

Referencias

(1) Ströhle A, Zänker K, Hahn A, Nutrition in oncology: The case of micronutrients (Review). Oncol Rep. 2010 Oct;24(4):815-28.

(2) http://www.anticancerfund.org/sites/default/files/documents/supplements_acf_new_logo.pdf

(3) American Cancer Society – Dietary supplement advertising and promotion

(4) American Cancer Society – Risks and side effects of dietary supplements

(5) National Cancer Institute – Dietary Supplements and Cancer Treatment: A Risky Mixture

(6) Patterson RE, Neuhouser ML, Hedderson MM, et al. Changes in diet, physical activity, and supplement use among adults diagnosed with cancer. J Am Diet Assoc. 2003 Mar;103(3):323-8.

(7) Frenkel M, Abrams DI, Ladas EJ, et al. Integrating dietary supplements into cancer care. Integr Cancer Ther. 2013 Sep;12(5):369-84. doi: 10.1177/1534735412473642.

El estrés

El estrés

AtrásEl estrés

Lidiando con el estrés. Signos y síntomas comunes

 

Desde un estudiante que se prepara para un examen hasta un hombre de negocios atrapado en el tráfico, a todo el mundo le toca ocasionalmente lidiar con el estrés. Existen situaciones en las que pequeñas dosis de estrés pueden llegar a hacer a las personas que lo padecen estar más alerta, e incluso mejorar su rendimiento, pero si el estrés es crónico, es decir, un estrés que perdura durante largos períodos de tiempo, el estrés puede tener efectos perjudiciales para la salud.

¿Qué es el estrés?

Las personas experimentan el estrés psicológico cuando se encuentran bajo presión mental, física y/o emocional. Estas presiones pueden adoptar muchas formas: pueden ser responsabilidades de rutina, que se convierten agobiantes con el tiempo, así como acontecimientos repentinos, como pueden ser enfermedades u otros traumas. El estrés puede hacer sentir a las personas que ya no tienen el control de su vida, haciendo que se sientan angustiados, y a menudo reduciendo su calidad de vida. El cáncer puede ser una fuente importante de estrés, pero aprender a lidiar con el estrés puede ayudar a prevenir algunos de sus efectos secundarios negativos. [1]

Impacto físicos del estrés

Cuando se está estresado, el cuerpo libera hormonas que aumentan la presión sanguínea, aceleran el ritmo cardíaco, y elevan los niveles de azúcar en la sangre; estos cambios sirven para aumentar la fuerza y velocidad, de modo que se puede ser capaz de escapar de lo que se puede percibir como una amenaza. Se ha demostrado que el estrés crónico causa problemas digestivos, urinarios y de fertilidad, por no hablar de un sistema inmune debilitado. Además, las personas que experimentan estrés intenso durante un largo periodo de tiempo, son más propensas que el resto de las personas a sufrir infecciones víricas, dolores de cabeza y depresión. [1]

Aunque algunas personas creen que el estrés puede causar cáncer, prácticamente no existen evidencias científicas que sugieran un vínculo entre los ambos. Sin embargo, las personas que sufren de estrés pueden tratar de hacer frente a su angustia adoptando conductas tales como fumar, comer en exceso, o el consumo excesivo de alcohol, que aumentan el riesgo de sufrir cáncer. [2]

Algunos estudios han sugerido que el estrés puede promover el crecimiento y la propagación de algunos tipos de cáncer. Sin embargo, sigue tratándose de un tema de debate, ya que no existen pruebas sólidas que prueben que el estrés tiene un efecto directo sobre los resultados del cáncer. Dicho esto, y como resultado del estrés abrumador, algunos pacientes pueden desarrollar un sentido insalubre de desamparo o falta de esperanza; esta respuesta esta asociada indirectamente con tasas de mortalidad más elevadas. [1]

Lidiando con el estrés

Diversos estudios han demostrado que los mecanismos que se enfrentan al estrés con positividad pueden reducir los niveles de depresión y ansiedad mientras que disminuyen algunos de los síntomas de la enfermedad y el tratamiento. Algunos enfoques saludables incluyen:

  • La práctica de meditación o yoga
    Se ha demostrado que el yoga son eficaces a la hora de combatir el estrés al tiempo mejora el estado de ánimo y la calidad de vida. Estas, y otras técnicas de relajación, pueden impactar positivamente en la forma en que el cerebro y el cuerpo reaccionan a los acontecimientos estresantes.
  • Hablar con un psicólogo o psiquiatra
    Los profesionales de la salud pueden proponerte estrategias eficaces, como la terapia de conversación y la terapia cognitivo-conductual, que pueden ayudar a lidiar con el estrés. Pueden proporcionarte las herramientas mentales para manejar mejor el estrés.
  • Dormir lo suficiente
    Conseguir una buena noche de sueño puede tener enormes beneficios para el cuerpo en la lucha contra el estrés. Ayuda a garantizar que las funciones del sistema inmune funcionan correctamente y los estudios han demostrado que ejerce un efecto positivo sobre la memoria, el humor y la capacidad de concentración.
  • Hacer ejercicio de forma regular
    El ejercicio es una gran forma de reducir el estrés y mantener una buena salud mental. Cuenta con una enorme lista de beneficios que incluye la mejora del estado de alerta, la reducción de la fatiga y la mejora de la función cognitiva global. Cuando el estrés resulta agotador y complica poder enfocarse en las acciones que se realizan, el ejercicio puede server de ayuda para conseguir que el cuerpo vuelva a la normalidad.
  • Recibir apoyo social (por ejemplo, a través de Esperity)
    Innumerables estudios han demostrado los beneficios emocionales, psicológicas e incluso físicos del apoyo social. Redes sociales de apoyo, tales como Esperity, pueden ser una gran herramienta para las personas que luchan contra el estrés y que se enfrentan a sentimientos de aislamiento.

Las consecuencias negativas del estrés crónico son numerosas, por lo que es importante reconocer sus signos y familiarizarse con los mecanismos de ayuda saludables. Si se perciben cambios negativos en el estado de ánimo, falta de energía o problemas de sueño, es posible que se esté bajo estrés. Es importante tomar las medidas necesarias para hacer frente a este problema antes de que se sufra un impacto directo sobre la salud. [3]

 

Fuentes

[1] http://www.cancer.gov/about-cancer/coping/feelings/stress-fact-sheet

[2] http://www.cancerresearchuk.org/about-cancer/causes-of-cancer/cancer-controversies/stress

[3]http://www.mdanderson.org/patient-and-cancer-information/cancer-information/cancer-topics/prevention-and-screening/health/stress-cancer-risk.html

Consumo de tabaco y el cancer

Consumo de tabaco y el cancer

AtrásConsumo de tabaco

Consumo de tabaco y el cáncer

 

Muchos pacientes de cáncer continúan fumando durante o después de un tratamiento contra el cáncer. Desde mediados del siglo pasado, se han publicado numerosos estudios científicos que muestran una relación directa entre el tabaquismo y el riesgo que representa para la salud de los individuos. Hoy en día fumar continúa siendo un gran problema de salud pública, no sólo porque es la primera causa de cáncer de pulmón, sino también porque es la principal causa prevenible de todos los cánceres, por no hablar de otras enfermedades como enfermedades cardiovasculares y enfermedades pulmonares.

 El consumo de tabaco durante el tratamiento

Un seguimiento llevado a cabo durante 30 años demostró que existen evidencias de que el consumo del tabaco agrava y prolonga complicaciones inducidas por radioterapia. Destaca en particular la evidencia de que seguir fumando se asocia con efectos adversos durante el tratamiento anti- cáncer. Fumar puede promover la progresión del tumor y aumentar la resistencia a la quimioterapia debido a la resistencia a la apoptosis inducida por la nicotina mediante la modulación de la señalización mitocondrial [1]. El mismo estudio también informa que los no fumadores reportan menos dolores severo en comparación con los fumadores .

El tabaco puede reducir la eficacia de los tratamientos del cáncer y aumentar el riesgo de complicaciones de todos los tipos de tratamientos contra el cáncer [2, 3]. Las complicaciones pueden surgir en las tres áreas principales del tratamiento contra el cáncer, ha informado y validado por cancer.net:

  • Cirugía: fumar puede aumentar el riesgo de infección y causar cicatrizaciones más lentas de las heridas quirúrgicas. Los fumadores tienen un riesgo más elevado de padecer posibles problemas durante la anestesia en comparación con los no fumadores, también relacionados con riesgos más altos de complicaciones pulmonares y cardíacas.
  • Radioterapia: la eficacia del tratamiento de radiación es menor para los fumadores. Fumar durante el tratamiento aumenta el riesgo de efectos secundarios, tales como inflamación de la boca y la garganta, pérdida del gusto, sequedad de boca, fatiga, pérdida de peso, inflamación del tejido pulmonar, daño de huesos y de tejidos blandos y daños en la calidad vocal.
  • Quimioterapia: en general, se puede decir que fumar durante la quimioterapia puede aumentar los efectos secundarios, tales como pérdida de peso con problemas de debilidad muscular, fatiga, y problemas de pulmón y corazón. Una posible razón es que el tabaco podría alterar el metabolismo de ciertas quimioterapias y terapias dirigidas [4].

Las creencias sobre las consecuencias que vinculan los efecto del tabaquismo sobre el cáncer, también implicará un impacto temprano en el diagnóstico. Las investigaciones muestran que los fumadores tienen creencias más pesimistas y evasivas sobre el cáncer, lo que podría disuadir un comportamiento que ayudaría a su detección temprana [2].

El humo de segunda mano

El humo de segunda ha demostrado tener efectos cancerígenos (causantes de cáncer). El humo de segunda mano también es denominado como humo ambiental del tabaco, humo involuntario y humo pasivo, y el Instituto Nacional del Cáncer lo define como la combinación del humo “de corriente secundaria” (el humo que sale de la punta de un cigarrillo encendido) y el humo“de corriente principal” (el humo exhalado por un fumador). La cantidad de humo creado por un producto de tabaco depende de la cantidad de tabaco disponible para quemar. La cantidad de humo de segunda mano emitida por fumar un cigarro grande es similar a la emitida por fumar un paquete entero de cigarrillos [5]. Hay estudios que indican que una persona no fumadoras que viva con un fumador puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de pulmón de un 20% a un 30%. También existen efectos inmediatos relacionados con la inhalación de humo secundario, como las irritaciones en las vías respiratorias y los efectos nocivos sobre el corazón y los vasos sanguíneos.

La legislación que prohíbe fumar en lugares públicos ha mostrado tener impacto en las restricciones de fumar en los coches familiares y hogares en cuyas familias viven niños de entre 10 y 11 años de edad. Una encuesta realizada en Gales (Reino Unido) señaló que tras la puesta en vigor de la prohibición de fumar en lugares públicos, el número de familias que permiten fumar en los coches se redujo de un 18 % antes de la puesta en vigor de legislación, al 9%. El porcentaje de familias que permite fumar en su hogar se redujo de un 37% a un 26%. Ambas cifras muestran que la creación de la conciencia pública del impacto del consumo de tabaco en lugares públicos, también tiene sus consecuencias en el hábitat familiar [6]. Con todo ello, se recomienda tratar de evitar los lugares con mayor riesgo del humo de segunda mano.

Los beneficios de dejar de fumar:

Existen estudios concretos que indican que existe un mejor pronóstico para las personas que dejan de fumar tras conocer el diagnóstico, en comparación con las que no dejan de fumar al conocer que padecer la enfermedad [7]. Otros estudios han indicado un aumento de la calidad de vida de las personas que dejan de fumar y una disminución del riesgo de desarrollar tumores secundarios .

La Sociedad Americana del Cáncer ha hecho una lista de los beneficios en el tiempo al dejar de fumar [8]:

  • 20 minutos después de dejar de fumar: La frecuencia cardíaca y la presión arterial desciende [9].
  • 12 horas después de dejar de fumar: El nivel de monóxido de carbono en la sangre desciende a la normalidad [10].
  • Entre 2 semanas y 3 meses después de dejar de fumar: La circulación mejora y la función pulmonar aumenta [11].
  • Entre 1 y 9 meses después de dejar de fumar: La tos y dificultad para respirar disminuye; cilios (estructuras celulares con aspecto de pelo diminuto que extraen la mucosa de los pulmones) comienzan a recuperar la función normal en los pulmones, lo que aumenta la capacidad de manejar la mucosidad, limpiar los pulmones y reducir el riesgo de infección [12].
  • 1 año después de dejar de fumar: El exceso de riesgo de enfermedad coronaria es la mitad que la de un fumador constante [13].
  • 5 años después de dejar de fumar: El riesgo de cáncer de boca, garganta, esófago y vejiga se reduce a la mitad. El riesgo de cáncer de cuello uterino disminuye al nivel de un no fumador. El riesgo de accidente cerebrovascular puede disminuir como a la de un no fumador después de 2-5 años [14].
  • 10 años después de dejar de fumar: El riesgo de morir de cáncer de pulmón es aproximadamente la mitad que el de una persona que sigue fumando. El riesgo de cáncer de laringe y de páncreas disminuye [15].
  • 15 años después de dejar de fumar: El riesgo de enfermedad coronaria es la de un no fumador [16].
Siendo consciente de los factores que desencadenan fumar

Son varios los factores que influyen en el inicio del tabaquismo. La presión de grupo, el tabaquismo cultural, factores genéticos o factores ambientales pueden tener influencia en que continúe haciéndolo. Los estudios han demostrado que influencias que le rodean, el estrés, la diversión y la presión de grupo son las principales razones para iniciar a fumar [17]. Para un paciente de cáncer que fuma, es importante conocer los factores que desencadenan coger un cigarrillo, y evitar situaciones que activen esos disparadores.

Demográficas de fumar

Según la Organización Mundial de la Salud, hay alrededor de 1,1 millones de fumadores en el mundo. La mitad de ellos fallecerán prematuramente como consecuencia de su conducta fumadora. El tabaquismo es una de las causas más importantes del mundo de muerte evitable, matando a nivel mundial alrededor a cinco millones de personas debido al consumo de tabaco activo o pasivo [18]. La Oficina de Estadísticas Nacionales (Reino Unido) informó en su “Informe sobre fumar en Inglaterra que el 20% de los adultos, mayores de 16 años, eran fumadores en el año 2012. En el año 2002 esta cifra se situaba en el 26%. Según los resultados, los desempleados tiene mayor tendencia a fumar (39%) en comparación con aquellos que tienen empleo (21%), o están económicamente inactivos (17%) [19]. Según el mismo informe, alrededor del 17% de todas las muertes que se produjeron en el Reino Unido en el año 2013 fueron causadas por el tabaquismo. La cifra en los EE.UU. son similares, con alrededor del 18% de la población que fuma. Acerca del 20,5% de los hombres adultos han reportado fumar, en comparación con el 15,3% de las mujeres adultas. El porcentaje de fumadores en el ratio de edad de 65 años y mayores se sitúa en el 9% [20].

 

Referencias:

  • [1]. Florou et al (2014), Clinical Significance of Smoking Cessation in Subjects With Cancer: A 30-Year Review
  • [2]. Quaife et al (2015); Smoking is associated with pessimistic and avoidant beliefs about cancer: results from the International Cancer Benchmarking Partnership.; Br J Cancer. 2015 May 26;112(11)
  • [3]. http://www.cancer.net/navigating-cancer-care/prevention-and-healthy-living/tobacco-use/tobacco-use-during-cancer-treatment
  • [4]. Rivera et al. (2015); Consequences of tobacco smoking on lung cancer treatments. Rev Pneumol Clin. 2015 Feb 26
  • [5]. Second hand smoke fact sheet. http://www.cancer.gov/about-cancer/causes-prevention/risk/tobacco/second-hand-smoke-fact-sheet
  • [6]. Moore et al. (2015). Prevalence of smoking restrictions and child exposure to secondhand smoke in cars and homes: a repeated cross-sectional survey of children aged 10–11 years in Wales. BMJ Open. 2015; 5(1): e006914.
  • [7]. Parsons et al (2010), Influence of smoking cessation after diagnosis of early stage lung cancer on prognosis: systematic review of observational studies with meta-analysis;BMJ. 2010 Jan 21;340:b556
  • [8]. Guide to quitting smoking, http://www.cancer.org/healthy/stayawayfromtobacco/guidetoquittingsmoking/guide-to-quitting-smoking-benefits
  • [9]. Effect of smoking on arterial stiffness and pulse pressure amplification, Mahmud A, Feely J.Hypertension.2003:41:183
  • [10]. US Surgeon General’s Report, 1988, p. 202
  • [11]. US Surgeon General’s Report, 1990, pp.193, 194,196, 285, 323
  • [12]. US Surgeon General’s Report, 1990, pp. 285-287, 304
  • [13]. US Surgeon General’s Report, 2010, p. 359
  • [14]. A Report of the Surgeon General: How Tobacco Smoke Causes Disease – The Biology and Behavioral Basis for Smoking-Attributable Disease Fact Sheet, 2010; andTobacco Control: Reversal of Risk After Quitting Smoking.IARC Handbooks of Cancer Prevention, Vol. 11. 2007, p 341
  • [15]. A Report of the Surgeon General: How Tobacco Smoke Causes Disease – The Biology and Behavioral Basis for Smoking-Attributable Disease Fact Sheet, 2010;and US Surgeon General’s Report, 1990, pp. vi, 155, 165
  • [16]. Tobacco Control: Reversal of Risk After Quitting Smoking.IARC Handbooks of Cancer Prevention, Vol. 11.  p 11
  • [17]. Chezhian et al (2015); Exploring Factors that Influence Smoking Initiation and Cessation among Current Smokers;J Clin Diagn Res. 2015 May; 9(5): LC08–LC12
  • [18]. World Health Organization (WHO). The role of health professionals in tobacco control. Geneva: WHO, 2005.
  • [19]. Statistics on Smoking: England, 2014, http://www.hscic.gov.uk/catalogue/PUB14988/smok-eng-2014-rep.pdf
  • [20]. Centers for Disease Control and Prevention USA, Current Cigarette Smoking Among Adults in the United States, http://www.cdc.gov/tobacco/data_statistics/fact_sheets/adult_data/cig_smoking/